Jennifer Aniston y Brad Pitt: así se tratan en la actualidad

Jennifer Aniston y Brad Pitt: así se tratan en la actualidad

Además, dijo que el estar vigilando los cuerpos de las mujeres con la esperanza de descubrir un embarazo es una consecuencia de la idea de que ls mujeres que no están casadas y con hijos son infelices.  De acuerdo con la actriz, esto afecta también a las mujeres que desean ser madres y no pueden lograrlo. La razón, es que se pone tanto peso en la maternidad para ser una ‘mujer completa’, que cuando alguien tiene problemas de infertilidad se siente menos valiosa

La actriz Jennifer Aniston ha dado un gran lección de madurez al demostrar que sí se puede ser amiga de tu ex. La actriz de 52 años se reunió con su ex esposo Brad Pitt en Septiembre para leer el guión de ‘Fast times at Ridgemont High’ y posteriormente declaró que ambos mantienen una buena amistad a pesar de que su relación no terminó de la mejor manera.

La protagonista de ‘Friends’ dijo en una entrevista en ‘The Howard Stern Show’ que no se sentía incómoda a lado de Brad a pesar de su pasado, ya que ambos pudieron superar los malos momentos y continuaron con su amistad.

Jennifer Aniston y Brad Pitt interpretaron el papel de dos enamorados en la lectura virtual de la película. Jen interpretó el papel de ‘Linda’ y Brad interpretó el papel de ‘Brad’. La razón por la cual su relación ahora es tan buena, es porque ambos pudieron hablar de la situación y lograron reconciliarse. 

Además Jennifer dijo que ambos habían querido participar en la lectura ya que era por una buena causa. El dinero recaudado fue donado a la fundación de Sean Penn CORE. “Hablamos y no fue extraño ni incómodo, excepto por las personas que querían que el encuentro fuera extraño o que asumieron que lo sería. Nosotros nos divertimos y fue por una buena causa.”

Jennifer Aniston y Brad Pitt estuvieron casados del 2000 al 2005. En ese periodo, el actor también realizó una aparición en el programa ‘Friends’. Desde su separación, ambos han podido seguir siendo amigos e incluso Brad asistió a la fiesta de cumpleaños de Jen en 2019.

Es increíble que la famosa haya podido continuar siendo amiga del actor, no solo por la separación, sino porque en el momento fue acosada por paparazzi y señalada por los tabloides como la culpable del divorcio.

Aniston y su opinión sobre la maternidad

Anteriormente recordó que cuando se separó de Brad Pitt en 2005 se le hizo ver como una mujer fría, que estaba tan obsesionada con su carrera, que no deseaba ser madre. Es decir, que se le culpó de la infidelidad de su esposo por no tener hijos.

Sobre el tema de la maternidad, Aniston ha sido muy clara al afirmar que es algo que no desea experimentar en su vida. También ha dicho que está mal que se vigile el cuerpo de las mujeres esperando noticias de embarazo.

A pesar de esta casada en dos ocasiones, Jen nunca expresó el deseo de tener hijos. Finalmente la actriz habló abiertamente sobre su decisión de no ejercer la maternidad, dejando claro que no todas las mujeres quieren lo mismo, ni tienen que vivir de la misma manera.

Ante los recientes rumores de adopción, Jennifer lanzó un comunicado en el cual dijo que esto nunca pasó.

Finalmente la actriz habló abiertamente sobre su decisión de no ejercer la maternidad. La Opinión

Jen dijo de manera tajante “No estoy embarazada, estoy harta.” En un blog escrito para el Hiffington Post, habló sobre el escrutinio por el que pasan las mujeres que no desean ser madres y declaró que esto debe parar.

“Estoy harta del escrutinio y de que señalen mi cuerpo diariamente… La manera en que los medios hablan de mí es simplemente un reflejo de cómo vemos a las mujeres en general.”

Al mismo tiempo resaltó que la maternidad no es algo que las mujeres buscan para sentirse completas o para ser exitosas en la vida. Cada persona tiene metas diferentes y está completa con o sin hijos. “Tal vez me convierta en madre algún día y si eso pasa yo se los diré. Pero no estoy en busca de la maternidad porque me siento incompleta como muchos piensan.”

Además, dijo que el estar vigilando los cuerpos de las mujeres con la esperanza de descubrir un embarazo es una consecuencia de la idea de que ls mujeres que no están casadas y con hijos son infelices.  De acuerdo con la actriz, esto afecta también a las mujeres que desean ser madres y no pueden lograrlo. La razón, es que se pone tanto peso en la maternidad para ser una ‘mujer completa’, que cuando alguien tiene problemas de infertilidad se siente menos valiosa.

Fuente: Nueva Mujer

Más Noticias

Más Noticias