Iker Casillas asombra a todos al dejar a un lado a Sara Carbonero

Todo indicaría que Iker Casillas va poco a poco tomando un nuevo camino pero sin su esposa Sara Carbonero; mientras esta hace lo mismo 

La historia detrás de la separación entre Iker Casillas y Sara Carbonero sale a la luz. El programa de Emma García, Viva la vida, se ha propuesto a ventilar todos los trapos sucios de Iker Casillas y Sara Carbonero. Los colaboradores de este espacio aseguran que el matrimonio está cada vez más cerca de la ruptura, e incluso confirman que ya hacen vidas separadas. Al parecer, el futbolista ha decepcionado a su mujer de nuevo. 

Sin embargo, fuentes allegadas a ellos sigue negando la separación, y justifica los extraños movimientos de Iker Casillas y Sara Carbonero con unas razones que no han convencido a nadie. Por lo que, la periodista, ha hecho unas comprometidas declaraciones que dejan en evidencia su intención por dejar atrás la relación con su marido. 

El portal Cotilleo, reveló que Iker Casillas y Sara Carbonero decidieron poner fin a su estancia en el país vecino el verano de 2020. El matrimonio se despidió de Oporto dejando atrás una crisis que estuvo a punto de terminar con su relación. Cuando comunicaron la noticia de que iban a regresar a Madrid, todos apostaron porque iban a instalarse en su vivienda de La finca, una lujosa urbanización de la capital. 

Sin embargo, al parecer tanto Iker Casillas como Sara Carbonero le compraron la casa a la actriz Lydia Bosch, y todo hacía pensar que iba a ser su nuevo nidito de amor. Pero sus seguidores se equivocarías, pues el futbolista sorprendió a la prensa comprándose un piso de soltero. El periodista Miguel Ángel Nicolás aseguró al respecto: “Sara está arreglando su chalet de La finca, e Iker su casa de Pintor Rosales”.  

En el pasado, los periodistas cazaron a Sara Carbonero entrando en su vivienda, y nadie tiene constancia de que el futbolista haya seguido sus pasos. “Puede ser que cada uno está preparando la casa solo, para que luego vaya el otro con la familia”, ha comentado Miguel Ángel Nicolás con cierta ironía. 

Sin embargo, su compañero de cadena, José Antonio Avilés, ha respaldado la información del periodista, pues, ha asegurado en Viva la vida que Iker Casillas tiene mucha prisa por acabar las remodelaciones de su nueva vivienda. Todo hace pensar que el nuevo director adjunto del Real Madrid está deseando dejar a Sara Carbonero.

Sara Carbonero e Iker Casillas, al parecer decidieron distanciarse. Foto Instagram

Sara Carbonero, una mujer muy fuerte

Sara Carbonero ha enfrentado unos meses complicados. Tras su enfermedad y las vicisitudes que ha vivido se ha vuelto una mujer más fuerte, pese a que supuestamente su relación con el futbolista Iker Casillas haya dado un vuelco enorme estos últimos años. 
Y es que después del infarto que sufrió el arquero, nada ha vuelto a ser igual para ellos. Así lo afirmaría la prensa rosa. Iker Casillas se veía obligado a renunciar al deporte que ama, el fútbol, y se ha conformado con seguir desde los bastidores, mientras que Sara Carbonero ha seguido con su lucha contra el cáncer y ha emprendido con ilusión nuevos proyectos. 

Todo esto sucede mientras que decidió abandonar su cómoda vida en Portugal, para volver a España, donde los rumores de crisis y separación no han dejado de perseguirlos. Por lo que Sara Carbonero no puede evitar perderse en sus recuerdos, algo que la ayuda para coger fuerzas y seguir adelante, llevándola también a visitar la nostalgia de vez en cuando. 

Sara Carbonero aplazó su regreso a la radio por Filomena

Para muchos Sara Carbonero e Iker Casillas no pasan por su mejor momento, y es que los duros golpes a los que han tenido que hacer frente estos últimos años, ya están pasándoles factura. Todo comenzó en mayo de 2019 cuando el futbolista dio a la prensa y a sus admiradores una de las peores noticias de su carrera, pues sufrió un infarto durante uno de los entrenamientos del Oporto, algo tras lo cual se veía obligado a plantearse su futuro profesional. Esto lo llevaría a pensar las cosas y a tomar una de las decisiones más complicadas de su vida, lo que implicaba renunciar a estar en primera línea, y dedicarse a observar el fútbol desde lejos, lo que sin duda puso cabizbajo a Iker Casillas. 

Más Noticias

Más Noticias