WhatsApp nos engañó a todos con su polémica actualización de condiciones

WhatsApp nos engañó a todos con su polémica actualización de condiciones

Todo parece indicar que la famosa aplicacion de WhatsApp no cambiará nada si no aceptas las nuevas condiciones, por ahora.

Todo parece indicar que la famosa aplacación de WhatsApp no cambiará nada si no aceptas las nuevas condiciones, por ahora, pues probablemente se canso de las quejas que hacían sus millones de usuarios alrededor del mundo.

Como podrán recordar, esta es la segunda ocasión en que la compañía se ve obligada a dar marcha atrás debido a la presión de usuarios, colectivos y administraciones.

Y es que tal parece que las críticas mundiales, el trasvase a otras opciones de mensajería como Telegram o Signal, la desconfianza de diversas instituciones o, incluso, la acción de algunos países parecen haber dado frutos.

Pues Facebook ha anunciado este pasado lunes que renuncia a limitar las funcionalidades de los clientes de WhatsApp que no hayan aceptado sus nuevos términos y condiciones.

La compañía había puesto como límite para hacerlo el pasado 15 de mayo, luego de haberse visto obligada a retrasar cuatro meses la entrada en vigor por la oleada de críticas contra la plataforma a comienzos de este año.

Es así como dar el visto bueno a estos nuevos términos supone aceptar que la aplicación comparta determinados datos con Facebook, la firma matriz del servicio de mensajería, y que a su vez Facebook pueda hacer negocio con ellos.

Facebook y su filial vuelven a recular semanas después de desactivar su amenaza inicial de eliminar las cuentas de quienes no aceptaran las condiciones.

Dada la reciente discusión con varias autoridades y expertos en privacidad, queremos dejar claro que actualmente no tenemos planes de limitar la funcionalidad de WhatsApp a aquellos que aún no han aceptado la actualización”, aseguró este lunes un portavoz de la compañía.

“En su lugar, seguiremos recordando a los usuarios de vez en cuando sobre la actualización, así como cuando la gente decida utilizar funciones opcionales relevantes […]. Esperamos que este enfoque refuerce la opción que tienen todos los usuarios de interactuar o no con un negocio”, aseguró la empresa.

Cabe destacar que WhatsApp anunció a principios de enero que el usuario que no aceptara las nuevas condiciones de uso, que incluyen una nueva política sobre los datos que la aplicación recopila sobre los usuarios y su tratamiento, se arriesgaría a la eliminación de la cuenta.

El aluvión de críticas y las fugas masivas a otras aplicaciones obligaron a la compañía a repensarse la decisión y postergó la actualización hasta el 15 de mayo.

En febrero, la empresa informó de que, en cualquier caso, no eliminaría las cuentas y de que lanzaría recordatorios periódicos a los usuarios, limitando algunas funciones disponibles.

Y de hecho a principios de este mes, WhatsApp cambió de nuevo de criterio y advirtió que quienes no aceptaran la nueva actualización, aunque se encontrasen en la UE, comenzarían paulatinamente a tener un servicio limitado.

Por ejemplo, no podrían acceder a su lista de chats al abrir la aplicación y pasadas unas semanas “de funcionalidad limitada”, la situación del usuario que no hubiera aceptado se complicaría.

No podrá recibir llamadas ni notificaciones entrantes y WhatsApp dejará de enviar mensajes y llamadas a su teléfono”, explicaba entonces la compañía.

Al final, los usuarios tendrían que aceptar las nuevas condiciones o no podrían utilizar WhatsApp “en absoluto”. Ahora todas esas amenazas quedan desactivadas por la propia compañía.

Fuente: show.news

Más Noticias

Más Noticias