Sergio Ramos y Pilar Rubio

Sergio Ramos y Pilar Rubio se mudaron en medio de la polémica por las modificaciones en su nuevo hogar

El futbolista y la colaboradora de “El Hormiguero” por fin podrán habitar el hogar que han diseñado juntos.

Sergio Ramos y Pilar Rubio pudieron concretar el gran sueño de la casa propia. No obstante, en el proceso sufrieron más de un inconveniente que a ciencia cierta significó importantes dolores de cabeza. La pandemia del covid-19, por supuesto, frenó el trabajo de la empresa constructora pero sabemos que ese fue el mal menor de los problemas, si lo comparamos con la sanción que el municipio de Alcobendas les colocó por unos 250.000 Euros por tala ilegal de entre 60 y 90 árboles nativos.

Obviamente en cuestiones monetarias el número no hizo mucho ruido en las finanzas de Sergio Ramos pero fundamentalmente su esposa tuvo que enfrentarse a las críticas de los espectadores y de sus seguidores en redes sociales, por considerar su actitud muy poco amigable con el medio ambiente, justamente en una época en la que cada vez hay más activismo en la materia.

Posiblemente la parejita de esposos culmine el mes del amor con la noticia que más han esperado en el último tiempo. Las obras en la nueva casa del exclusivo barrio madrileño denominado “La Moraleja” están llegando a su fin y eso significa que en breve comenzaran  a pasar sus noches en ese idílico sitio que ambos han inspeccionado desde el primer momento de las reformas.

Aquellos malos tragos ya han quedado atrás, aunque quizás Pilar todavía está esperando que los ciudadanos olviden aquel desliz. De todos modos el resultado parece ser absolutamente increíble, fruto de mucho tiempo de trabajo, dinero y empeño de los protagonistas en que cada detalle finalmente luzca como lo diseñaron.

Según el portal minuto España, uno de los datos más curiosos y que grafica a las claras la magnitud de la mansión a la que nos estamos refiriendo es que “cuenta con alrededor de 20 baños, considerando los que están en suite, los de servicios y zonas de invitados”. Supuestamente Sergio y su esposa no escatimaron en gastos y el consumo de agua es otro recurso que tampoco les preocupó demasiado.

“La parcela sobre la que se erige esta obra faraónica cuenta con unos 3.000 metros cuadrados de superficie y según ha trascendido, ya han comenzado a trasladar parte del mobiliario”, agregaron.

Cabe destacar que son cuatro los hijos de la pareja y eso supone que el proceso de la mudanza sea mucho más difícil, sin contar el enorme guardarropa de Pilar, cuestiones para las que quizás ha necesitado emplear a algunas ayudantas extra.

Más Noticias

Más Noticias