Kiko Rivera

Kiko Rivera lanza un duro ultimántum a Isabel Pantoja

"Tienes 24 horas para ponerte en contacto conmigo", aseguró el cantante contra su madre

Kiko Rivera avivó la polémica en una entrevista en el 'Deluxe' que estuvo cargada de declaraciones de impacto y grandes titulares. Entre todas las afirmaciónes, Kiko lanzó un ultimátum en directo a su madre, Isabel Pantoja: "Desde este momento, tienes 24 horas para ponerte en contacto conmigo. Si no es así, tomaré medidas".

"Les pediré cuentas de todo lo que han hecho en estos últimos años. A los dos, pero sobre todo a mi tío". Rivera declaró que el pasado miércoles acudió a un abogado para revocar los poderes que le otorgó a su madre y a su tío Agustín, un documento que no recuerda haber firmado: "Cuando lo vi me dio un patatús, ¡podían hacer lo que les diera la gana!", aseguró.

Kiko Rivera volvió a ser tremendamente duro con Isabel Pantoja, a quien se refiere como "esa mujer" y de la que dijo que "hacía las cosas por detrás"

 

"Vengo sabiendo desde hace tiempo que tiene un problema. Ella tiene su peculiar manera de ver las cosas, muchas no las asimila, piensa que solo ella tiene problemas y siempre quiere quedar por encima. Quien se comporta así es un problema andante y hay muchas cosas que no cuento", dijo.

La situación con Isabel Pantoja parece que tiene difícil situación. El joven asegura que la artista tiene que dar el primer paso, aunque reconoció que es imposible volver a tener la misma complicidad del pasado. "Mi madre me debe una explicación. Y cuando me la ofrezca, no significa que vaya a perdonarla porque no quiero una persona así en mi vida. Es una déspota, prepotente y envidiosa. Nos espía en las redes sociales desde una cuenta falsa. Siente celos porque carece de vida", asegura contundente.

"Ya no debo nada a Hacienda. A veces no he tenido para llenar la nevera"

Además, Kiko Rivera aprovechó su nueva visita a Telecinco para anunciar que ya se ha puesto al día con sus deudas: "Ya no debo nada a Hacienda. Me ha costado sudor y sangre, pero ya está todo arreglado. Tengo el papelito que lo demuestra en el móvil". Sobre las presuntas irregularidades de su madre, adelantadas este domingo por 'Viva la vida': "No se ha contado ni una cuarta parte de lo que hay porque me da vergüenza".

Y es que el hermano de Isa Pantoja ha pasado etapas muy duras, que ha descrito a la perfección al contar de esta manera la falta de recursos que he llegado a tener: "Ha habido veces que no he tenido ni para llenar la nevera de mi casa. Y por eso he ido desesperado a pedirle a mi madre que teníamos que vender Cantora. Pero no hubo manera".

La falta de empatía de la tonadillera con los serios problemas de su propio hijo tienen para él una única explicación: "Creo que mi tío la tiene pillada, posiblemente con temas personales. Es una marioneta". No dudó en retratar, una vez más, a Isabel Pantoja como una persona obsesionada con el dinero: "Ha ganado muchísimo dinero y no entiendo dónde está, porque no tiene vicios y apenas sale con lo que no puede gastarlo. El día de mi boda dijo que o cobraba ella la exclusiva o no venía".

En cuanto a su relación con su revista del corazón de cabecera, el DJ contó una divertida situación relacionada con el bautizo de su hija pequeña: "Cuando fuimos al kiosko no dábamos crédito. Mi hija salía con los ojos azules, cuando no los tiene. Mi madre pidió que se los retocaran para poder decir que se parecían a los de mi padre y que ese fuera el titular".

"Mi madre quiso quitarle los apellidos a mi hermana"

Kiko Rivera sorprendió también al relatar por primera vez que Isabel Pantoja quiso quitarle los apellidos a Chabelita: "Me llamó un día a las 2 de la madrugada y me dijo que se quería quitar la vida. Fui corriendo a Cantora y allí me pidió que buscáramos un abogado para quitarle los apellidos a mi hermana. Y esto pasó en varias ocasiones". Por primera vez, reconoció que su hermana "lo había pasado mal" por culpa tanto de su madre como de su tío.

"Ha sufrido y ahora lo entiendo, aunque he oído cosas muy despectivas hacia mi hermana, de ambos (Isabel y Agustín Pantoja)". Los colaboradores le preguntaron si era algo de carácter xenófobo, que el protagonista confirmó con sus gestos y miradas. Poco después, reconoció que en su casa se había tratado Isa Pantoja como "una hermana de segunda" por el hecho de ser adoptada.

Más Noticias

Más Noticias