Jada Pinkett Smith

Jada Pinkett Smith reveló el secreto más oscuro de su adolescencia

Jada Pinkett Smith no solo ha tenido alguna aventura que se volvió viral en las redes sociales, pero ahora reveló un lado aun más oscuro de su vida

La actriz Jada Pinkett Smith, esposa del famoso actor Will Smith, se sinceró sobre una de las épocas más oscuras de su vida, donde lidió con las adicciones.

En una nueva edición de su programa ‘Red Table Talk’, Jada Pinkett Smith confesó que durante su adolescencia bebía alcohol excesivamente, producto de los problemas personales que atravesaba en ese entonces.

Jada comenzó a beber vodka y otros licores en grandes cantidades de forma compulsiva cuando solo tenía 15 años, lo que significó un problema de adicción.

“Para mí, beber vino tinto era como beberme un vaso de agua. Me acostumbre a lo fuerte. Bebí mucho alcohol en el colegio, y cuando salí de él, pasé a mezclarlo todo”, contó.

La también cantante reveló además que consumía a diario sustancias como el éxtasis y la marihuana, lo que atribuyo a que su salud mental no estaba bien en aquel tiempo.

Debido a estas adicciones, la madre de Jaden Smith incluso detalló una desagradable experiencia que tuvo en el trabajo.

“Me desmayé… Fui a trabajar drogada y había tomado éxtasis en mal estado. Me desmayé y le dije a todo el mundo que debía haber sido medicación vencida”, contó Pinkett, quien por suerte pudo superar sus adicciones y encontró su estabilidad personal.

Más Noticias

Más Noticias