cubrebocas

Un problema menos: 5 consejos para minimizar los efectos negativos de la mascarilla

Utilizar el cubrebocas por mucho tiempo ya no será agotador.

La mascarilla se convirtió en el mejor aliado para convivir en pandemia y evitar contagiarse de Covid-19, en algunos países hasta se volvió obligatorio su uso, ya que es una cuestión de salud pública.

Sin embargo, al pasar muchas horas con el cubrebocas comienzan a salir a la luz los problemas de utilizar por mucho tiempo este complemento en el rostro. Descubre cómo evitar los efectos secundarios que puede generar en las personas este elemento facial.

Desde que la mascarilla es el complemento más utilizado en el mundo, las personas empezaron a descubrir que con el transcurso de las horas se vuelve realmente incómodo y hasta puede llegar a generar una sensación de agobio en el cuerpo.

Los expertos recomiendan encontrar el modelo adecuado para que llevar el cubrebocas no sea una tortura diaria. Para empezar a familiarizarte, lo mejor es probar distintos estilos hasta encontrar el que se adapte por completo a la forma de la cara, es decir que sea funcional y confortable.

El material con el que fue fabricada la mascarilla también es importante para que sea más cómoda en cada uso. Los expertos en salud recomiendan optar por el algodón ya que cuenta con una mejor ventilación y atrapa menos la humedad que se acumula al respirar o sudar.

Por otro lado, para evitar el famoso “maskné” se deben mantener limpios los cubrebocas, en el caso que sea una tela reutilizable. A la hora de lavarlos opta siempre por jabones ecológicos y evita los detergentes o productos que contengan muchos químicos.  

Los expertos en salud recomiendan que cuando las personas necesiten sacarse la mascarilla, intenten abrir todas las ventanas y asegurarse de que el aire de ambiente se renueve. Este procedimiento se debe hacer cada 3 horas con una duración de 15 minutos aproximadamente, sobre todo en el espacio de trabajo.

Por último, aprender a respirar correctamente puede ser un consejo básico pero sumamente efectivo. Cuando el uso de tapaboca cree una sensación de estrés o agobio lo mejor es inhalar y exhalar por un tiempo, hasta que se vayan.

Cortesía

Más Noticias

Más Noticias