Depilación

Un alivio para el cuerpo: 5 trucos infalibles para depilarse sin pasar dolor

Los expertos relevan cómo evitar el sufrimiento con la cera.

Cuando se trata de depilación, el mundo se divide entre las personas que prefieren utilizar cera caliente para eliminar el vello desde la raíz y quienes sientes escalofríos con el simple hecho de pensar en este método.

Sin embargo, para que no se convierta en una tortura, los expertos revelaron algunas recomendaciones que pueden cambiar toda la experiencia y hasta transformarla en una de tus técnica cosmética favoritas.   

Preparar correctamente la piel es el primer paso para evitar la sensación de dolor que produce depilarse. Tanto la exfoliación como la hidratación son dos procesos indispensables para asegurarse de que el pelo no se encarne y se pueda extraer con facilidad.

Por otro lado, en la zona donde se coloque la cera caliente puede resultar muy beneficioso aplicar un aceite corporal. Este producto actuará como un agente protector desde el comienzo de esta técnica cosmética.

A la hora de aplicar la espátula con cera, esta tiene que ir en la misma dirección en la que crece el vello, de lo contrario no se impregnará correctamente y se tendrá que repetir el procedimiento más veces.

Una vez que este seco, retira la banda siguiendo la lógica contraria con la que colocaste por primera vez el producto. En el envase debe estar detallado todo lo que se debe tener en cuenta para calentar y prevenir complicaciones en la piel.

Respecto al cuidado posterior, los dermatólogos recomiendan no utilizar prendas que queden ajustadas sobre la zona depilada, alejarse de las actividades que provoquen sudor excesivo y  bañarse con agua tibia en vez de caliente.

Si no pasaron 48 horas del momento de la depilación, evita aplicar cosméticos irritables como el desodorante o los perfumes, ya que pueden provocar una reacción en la piel.

Fuente: minutoe.com

Cortesía

Más Noticias

Más Noticias