Los peligrosos errores que se cometen a la hora de querer perder peso

Los peligrosos errores que se cometen a la hora de querer perder peso

Todos los consejos para evitar malas conductas al intentar adelgazar. 

El médico y nutricionista Alexéi Kovalkov explicó a Sputnik por qué las dietas no siempre dan el resultado deseado y compartió unos consejos para evitar cometer errores al intentar adelgazar.

Lo primero que se debe hacer, según Kovalkov, es determinar el problema exacto al que se debe hacer frente porque puede tratarse de un sobrepeso o puede ser obesidad, una enfermedad más compleja que requiere tratamiento médico especializado.

"Cuando se hace ejercicio, se produce adrenalina, una hormona que quema grasas, mientras que cuando se comen dulces se produce la hormona almacenadora de grasa, conocida como insulina. Nuestro objetivo es producir la menor cantidad de insulina posible y la mayor cantidad de adrenalina, por lo que evitar los dulces, no las grasas, es importante en primer lugar. Existen dietas muy efectivas en las que se come mucha grasa y al mismo tiempo se pierde peso", explicó.

Según Kovalkov, lo más efectivo para que una dieta funcione son dos cosas: dejar de consumir azúcar y caminar.

"Eliminar durante un tiempo todo lo que contenga azúcar: patatas, arroz blanco pulido, cualquier pan, zumos de frutas. Se permiten los vegetales frescos y la miel. Muévete, camina al menos cinco kilómetros al día. Solo caminar, sin gimnasio, será suficiente al principio. Y en un mes perderás entre siete y ocho kilos", aseguró.

Además, advirtió que la pérdida de peso sin la consulta a un profesional con dietas que están de moda puede tener graves consecuencias, especialmente para el organismo femenino.

"Varias dietas populares dan muchas complicaciones, como cálculos renales, aumento del ácido úrico, gota. Cuando las mujeres pierden peso por su cuenta y de forma incorrecta, por ejemplo, dejan de consumir todo tipo de grasas, incluidas las grasas animales, causándose así una alteración en la producción de hormonas como los estrógenos y la progesterona, esto altera el ciclo menstrual. La complicación más típica de la pérdida de peso por cuenta propia es la amenorrea, es decir, la ausencia de menstruación, que suele ser tratada con hormonas por los endocrinos", concluyó Kovalkov.

Fuente: mundo.sputninknews.com

Más Noticias

Más Noticias