Este es el ritual de belleza de las japonesas para retrasar las arrugas

Este es el ritual de belleza de las japonesas para retrasar las arrugas

Uno de los rituales de belleza más famoso entre las japonesas en el Saho, que da un efecto de porcelana a sus pieles. Este ritual que se basa en una doble limpieza, doble hidratación, y doble aplicación de los productos para tener una piel impecable. Se compara con la ceremonia del té japonés, en la que se deben seguir unos cuidadosos y estrictos pasos para preparar una perfecta taza de té. Cómo seguir el ritual de belleza de las japonesas

Las japonesas gozan de una piel envidiable, y es que tienen un cutis liso, sin arrugas, ni manchas, y luminoso. Esto gracias en parte a su genética, pero también a las rutinas de belleza que siguen, que las ayuda a rejuvenecer y lucir radiantes.

Uno de los rituales de belleza más famoso entre las japonesas en el Saho, que da un efecto de porcelana a sus pieles. Este ritual que se basa en una doble limpieza, doble hidratación, y doble aplicación de los productos para tener una piel impecable.

Se compara con la ceremonia del té japonés, en la que se deben seguir unos cuidadosos y estrictos pasos para preparar una perfecta taza de té. Cómo seguir el ritual de belleza de las japonesas:

Limpieza doble: 

Para este primer paso necesitas dos tipos de limpiadores, uno a base de leche o aceite que debes aplicar con un algodón en círculos pequeños en el rostro para limpiarlo. Y el segundo limpiador debe ser una espuma o jabón para lavar la cara de manera regular, y listo.

Hidratación doble:

Luego de la doble limpieza, coloca una toalla húmeda y caliente sobre el rostro, con mucho cuidado, para que los poros se dilaten. Déjala durante dos minutos, y retírala para aplicar un sérum, el que siempre uses, y cuando se absorba aplica la crema hidratante.

Aplicación de producto doble:

Este último paso también es doble, así que calienta en tus manos la crema o serum que vayas a aplicar en tu rostro, y luego aplícalo dando masajes circulares. Luego, caliente las manos frotándolas y ponlas sobre tu rostro haciendo pequeñas presiones para que así el producto penetre mejor y el resultado sea maravilloso. Así que sigue esta rutina de belleza y verás los resultados en poco tiempo, solo debes ser constante.

Este último paso también es doble, así que calienta en tus manos la crema o serum que vayas a aplicar en tu rostro, y luego aplícalo dando masajes circulares. Foto Freepick

Fuente: Publimetro

Más Noticias

Más Noticias