Dile adiós a las arrugas con esta mascarilla coreana de arroz

Dile adiós a las arrugas con esta mascarilla coreana de arroz

La mascarilla coreana de arroz que te sugerimos contiene almidón, así como vitaminas E y B, las cuales tienen un efecto antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y combate las arrugas. Este grano convertido en tratamiento facial es ideal para tersar la piel, así como para limpiar los poros, remover las células muertas y eliminar las manchas

Una de las cosas que más llaman la atención de las mujeres coreanas es la lozanía de su cutis. Y uno de sus secretos de belleza es una mascarilla coreana de arroz que te vamos a enseñar a preparar.

Los granos de arroz no solo son uno de los ingredientes favoritos para acompañar la comida. También han sido descubiertas sus grandes propiedades para tratamientos de belleza.

La mascarilla coreana de arroz que te sugerimos contiene almidón, así como vitaminas E y B, las cuales tienen un efecto antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y combate las arrugas.

Este grano convertido en tratamiento facial es ideal para tersar la piel, así como para limpiar los poros, remover las células muertas y eliminar las manchas. Toma nota:

Ingredientes para la mascarilla coreana de arroz

Para realizar la mascarilla coreana de arroz, debes asegurarte primero de contar con los siguientes ingredientes:

1/3 taza de arroz blanco
1/3 taza de agua o de leche vegetal
1 cucharadita de aceite de jojoba
1 cucharadita de aceite de almendras

Modo de preparación y aplicación:

Lava el arroz con agua de tubo. Posteriormente, cuela y llena un recipiente con agua limpia mineral y fría.

Déjalo reposar mínimo dos horas. También puedes dejarlo toda la noche y preparar la mascarilla coreana de arroz a la mañana siguiente.

Pasado el tiempo correspondiente, cuela el arroz y coloca los granos en una licuadora, así como el agua o leche vegetal y licúa por un tiempo aproximado de 3 minutos.

Déjalo reposar mínimo dos horas. Foto Freepick

Pon a reposar el arroz en mínimo dos horas y luego cuélalo. La leche de arroz que obtengas deberás colarla para asegurarte de que no contenga ningún sólido. Colócala en un sartén a fuego lento para que gane espesor.

Una vez que veas que ya ha obtenido la contextura de una crema, retírala del fuego, colócala en un tazón y mézclala con los aceites de almendra y jojoba.

Coloca el resultado en un frasco de vidrio y guárdalo en el refrigerador. Podrás aplicarte la mascarilla coreana de arroz dos veces por semana.

Cuando te la apliques déjala actuar por dos horas y lávate el rostro primero con agua tibia y luego con agua fría. Este tratamiento también lo puedes aplicar para las zonas del cuello y el escote.

Fuente: Nueva Mujer

Más Noticias

Más Noticias