¿Conoces los efectos del gluten en tu cuerpo?: aquí te lo decimos

¿Conoces los efectos del gluten en tu cuerpo?: aquí te lo decimos

Podrías pensar que la comida no te hizo bien, pero comienzas a notar que cada que comes algo de eso te sientes igual o peor y tienes otros síntomas gastrointestinales como que bajas de peso, aunque no estés haciendo un régimen para conseguir eso. Eso les sucede a quienes tienen celiaquía o enfermedad celíaca: una condición en la que comer trigo causa una respuesta inmune que daña al cuerpo. La padecen quienes son “intolerantes” a uno de los componentes del trigo: el gluten.

Imagina que comes un poco de pan, una rebanada de pizza o un plato de pasta, pero después de un rato no te sientes totalmente bien: te duelen la cabeza y el estómago. ¿Será el gluten?

Podrías pensar que la comida no te hizo bien, pero comienzas a notar que cada que comes algo de eso te sientes igual o peor y tienes otros síntomas gastrointestinales como que bajas de peso, aunque no estés haciendo un régimen para conseguir eso.

Eso les sucede a quienes tienen celiaquía o enfermedad celíaca: una condición en la que comer trigo causa una respuesta inmune que daña al cuerpo. La padecen quienes son “intolerantes” a uno de los componentes del trigo: el gluten.


Llamamos gluten a un grupo de proteínas de cereales como el trigo, la cebada y el centeno. Estamos acostumbrados a pensar que solo los alimentos de origen animal contienen proteínas, pero también existen en los de origen vegetal.

Aunque nosotros vemos a los alimentamos desde el punto de vista de los nutrientes que contienen, no hay que olvidar que esas sustancias existen en los seres vivos porque tienen alguna utilidad o función.

Las proteínas pueden tener funciones muy diversas: transportan sustancias, funcionan como enzimas, dan estructura y también pueden servir como almacén de otras moléculas, como la albúmina, presente en la clara de los huevos que almacena nutrientes para el desarrollo de los embriones de pollo.


En el trigo, la glutenina y la gliadina que forman el gluten, son proteínas de almacenaje y comprenden alrededor del 80% del contenido de este tipo de nutrientes en el cereal.

Proteínas pegajosas

Para el trigo las gluteninas y gliadinas, junto con algunos carbohidratos y lípidos que están en el gluten son una importante reserva, pero para nosotros también son muy útiles. El gluten es en parte responsable de que podamos hacer pan: la consistencia pegajosa que hace que las masas de trigo se aglutinen y sean fáciles trabajar, se la debemos al gluten.

La glutenina que está en mayor proporción en el gluten es una proteína que tiene una estructura polimérica: es una molécula muy grande formada por unidades más pequeñas. La estructura de la glutenina tiene moléculas entrelazadas unas con otras, como formando una red: eso le da fuerza y elasticidad a las masas de trigo.



La gliadina es una proteína más pequeña, pero también es importante para que el pan sea como nos gusta.Esta proteína, junto con la fermentación de la levadura, es lo que hace que las masas de trigo se esponjen cuando las horneamos.

Cuidado con la gliadina

Pero no a todas las personas les gusta la gliadina: bueno quizá les encante el pan, pero eso será su perdición. Sabemos que la gliadina es la principal responsable de la enfermedad celíaca y también de la alergia al trigo.

Aunque podría parecer que la alergia al trigo y la celiaquía, son lo mismo en realidad son muy diferentes: la primera es un tipo de alergia alimentaria con síntomas respiratorios e incluso de urticaria.

Aunque podría parecer que la alergia al trigo y la celiaquía, son lo mismo en realidad son muy diferentes. Foto Freepick


La celiaquía está relacionada con una respuesta inmune del organismo a la gliadina, a la que algunas tienen predisposición de forma genética. Se considera una enfermedad autoinmune que causa una inflamación crónica en el intestino delgado.

Esto no solamente causa síntomas incómodos, sino que los nutrientes de otros alimentos no se absorben, por eso, a largo plazo, la celiaquía es debilitante y peligrosa. 
Una vez que un médico diagnostique esta esta condición, tendremos que abandonar todos los alimentos que contengan gluten.

¿Tiene algún beneficio que evitemos el gluten si no tenemos enfermedad celíaca? La respuesta corta es no, la larga es que si el gluten no te daña te pierdes también de otros nutrientes que tiene el trigo, como la fibra.

Así que si no tienes celiaquía, no será necesario huir de la gliadina, ni tendrás que privarte de una deliciosa rebanada de la pizza perfecta.

Fuente: metroworldnews

Más Noticias

Más Noticias