Ejercicios

5 sorprendentes motivos por los que empezarás a entrenar con frío

Las bajas temperaturas potencian el fitness.

A pesar de que en la temporada de invierno a las personas les suele costar bastante salir de sus hogares y realizar ejercicio al aire libre, los expertos en salud aseguran que puede ser muy beneficioso para la salud empezar a ver el frío como un aliado a la hora del entrenamiento.  

Las bajas temperaturas permitirán que el cuerpo genere un gasto calórico más notable que cuando se practica una actividad física en un ambiente caluroso. Descubre cómo puedes sacarle provecho a tu versión fitness durante los días gélidos del año.

A diferencia de lo que ocurre con las altas temperaturas, el cuerpo en invierno tiende a salir de la zona de confort y necesita adaptarse al frio, durante este proceso aumenta la presión arterial y el gasto calórico también incrementa.  

Aunque hay muchas personas que siempre creyeron que salir a ejercitarse los días más gélidos del año podría ser perjudicial para la salud y hasta provocar una infección viral como la gripe, los entrenadores profesionales revelan que no se corre ningún peligro mientras el termómetro ambiental marque un número mayor a 3, 5 grados.

Uno de los beneficios que brinda entrenar al aire libre en los días de frío, es que el sistema inmunológico se refuerza y la salud mental mejora exponencialmente, ya que se libera el estrés que  suele surgir ante distintas actividades de la rutina cotidiana.

Por otro lado, el estado de ánimo también empezará a mejorar con el paso de los días, incluso mejor que cuando el sol intenso se posa en el rostro al practicar una actividad física en un ambiente exterior.

Antes de empezar con una actividad física al aire libre, lo mejor es entrar en calor por aproximadamente 12 minutos, para que los músculos que componen el cuerpo empiecen a acostumbrase con la temperatura fría del ambiente.

La ropa también es importante, hay ciertas zonas que se deben cubrir sin excepción, que son las más sensibles: las extremidades y la cabeza. Todas las prendas deben ser aptas para el clima gélido, para que no sea necesario llevar una gran cantidad.  

Fuente: MinutoE.com

Cortesía

Más Noticias

Más Noticias