Robot

"Solo hay que darle al play": así es el robot español capaz de cocinar paellas en 20 minutos

Un robot creado en España está revolucionado el sector de la cocina. 

Un robot creado en España está revolucionado el sector de la cocina. Tan solo hay que poner los ingredientes, darle al 'play' y esperar poco más de un cuarto de hora. ¿Qué opinarán los valencianos de este nuevo invento?

Preparar una verdadera paella valenciana no es tarea fácil: hay que tener a mano leña de naranjo, ingredientes como la salmorreta, la bajoqueta y el garrofón —típicos de la Comunidad Valenciana— y estar muy pendiente de los tiempos de cocción para que el arroz no se quede pegado a la sartén.

Ahora es mucho más sencillo con el BRobot5, el nuevo invento de un emprendedor español que recientemente se presentó en la feria Hospitality Innovation Planet (HIP) de Madrid como una gran revolución tecnológica que pondrá patas arriba el sector hostelero. No pretende sustituir las manos sabias del maestro paellero valenciano, pero sí exportar la comida española al resto del mundo. "Somos punteros en ello, la idea es poder estandarizar nuestra comida y que todo el mundo la conozca", explica a Sputnik Enrique Lillo, creador del BRobot5.

Funciona como una máquina vending: colocas los alimentos que se van a utilizar, incluido el caldo, y el robot lo cocina por ti. En alrededor de 20 minutos el punto de arroz quedará perfecto con el mismo sabor y sin olvidar de conseguir el famoso socarrat. Además, podrá hacer hasta cinco paellas a la vez. Meetcook, su colaborador, es quien controla el fuego, "es como el Thermomix de las paellas", describe. "Solo hay que darle al play y la máquina va haciendo la parte repetitiva y más tediosa. Como se está controlando todos los tiempos y la temperatura, el arroz siempre sale igual, no se pasa y no se quema… no hay posibilidad de que se pase", asegura Lillo.

En realidad, este no es el único robot que ha creado la compañía, anteriormente tenían otros que se encargaban de fabricar coches. Pero, ¿cómo dieron el salto de la industria automovilística a la gastronómica? Porque Lillo posee una empresa de ingeniería industrial que utiliza la robótica para fabricar coches. La idea inicial surgió a raíz de la boda de un amigo, que le sugirió poder tener una máquina que le sirviera las copas durante la celebración.

Esa conversación hizo que se encendiera una bombillita en la cabeza de Lillo. "¿Por qué no usar uno de los robots para que sirva cervezas?", pensó. A partir de ahí, Basque Culinary Center (una institución académica y de investigación dedicada a la gastronomía) se enteró de su existencia y se pusieron en contacto con ellos. Desde entonces, Lillo y su equipo decidieron utilizar los robots para industrializar el sector Horeca, acrónimo de Hoteles, Restaurantes y Cafeterías. Su creación ha sido bastante demandada por varios locales, incluso la terminal T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas instaló en uno de sus establecimientos el robot cervecero.

No obstante, aún es pronto para ver en los locales al robot paellero. "Algunos lo instalaron en plena la pandemia y hasta que no se recupere la hostelería, no lo están usando", explica su creador. Es consciente de que su invento puede crear reticencias entre los valencianos, pero cree que siempre va a haber críticas hacia su plato típico, aunque no lo hiciera un robot.

"Si dices que has hecho una paella, los valencianos van a analizarla con lupa", subraya Enrique Lillo, "hay gente que sí lo acepta y hay gente que no".

Lo cierto es que Enrique Lillo no se resiente y su próximo objetivo es crear más robots similares que se encarguen de cocinar todo tipo de gastronomía nacional; desde la tortilla de patatas hasta churros. Incide, "debemos exportar la gastronomía española a todo el mundo, es de lo mejor que tenemos".

Fuente: mudo.sputniknews.com

Más Noticias

Más Noticias