Spirulina

¡OMG! Un alimento que consumimos a diario podría crecer en Marte

Se ha analizado la posibilidad de producir espirulina en el planeta rojo para poder alimentar a los viajeros espaciales.

La espirulina, uno de los superalimentos más populares de la cultura Azteca, vive un resurgimiento. Se está usando en una infinita variedad de alimentos como licuados y guacamole, por su eficacia para combatir enfermedades asociadas con el control de peso y porque ayuda a proporcionar grandes dosis de energía. Pero, ¿todos podemos consumirla?

La espirulina es un alga de color azul-verdosa que en la época prehispánica crecía, esencialmente, en los lagos alcalinos de Texcoco, en México y Chad, en África, y actualmente ha comenzado a cultivarse en otras partes del mundo.

Entre las propiedades de esta alga se encuentra el hecho de que es rica en proteína, aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales —como hierro y manganeso—. Su consumo se usa para el control de peso y como una buena fuente de energía.

Si bien la espirulina ha comenzado a resurgir como uno de los grandes alimentos, esta ya se consumía desde la época prehispánica. Era parte fundamental de la dieta de los aztecas, quienes la llamaban tecuitlatl, que en náhuatl significa "producto de piedra". Se dice que la extraían del lago de Texcoco para asarla y comerla.

Pero fue hasta 1974, cuando la Conferencia Mundial de la Alimentación de Naciones Unidas definió a la espirulina como uno de los mejores alimentos para el futuro de la humanidad, que esta alga recobró su popularidad como una gran fuente de nutrientes.

La NASA la ha incorporado a la dieta de sus astronautas en las misiones espaciales debido a que tiene un alta calidad nutricional. Recientemente, con la llegada del rover Persevarance a Marte, se ha vuelto a analizar la posibilidad de producir espirulina en el planeta rojo para poder alimentar a los viajeros espaciales.

¿En qué casos no es recomendable consumir espirulina?

La espirulina es un alimento completamente natural y rico en diversos nutrientes, pero como todo, no se puede usar deliberadamente porque cada organismo es totalmente diferente. Por ello, es recomendable que antes de consumirla asistan a un especialista para recibir una orientación adecuada.

El portal Herbal Safety sugiere no consumir espirulina durante el embarazo y la lactancia, además de advertir que los lugares donde crece pueden estar contaminados.

Por su parte, la especialista en nutrición indica que al ser un alimento "muy alto en sodio, potasio y yodo, no es tan recomendable consumirlo de por vida".

"No lo recomendaría en pacientes que tengan algo en el riñón porque es muy alto en potasio y en sodio. No lo recomendaría a pacientes que no tengan algo de la tiroides controlado, tanto hiper como hipotiroidismo, porque es muy alto en yodo también, y tampoco lo recomendaría a personas que tengan ácido úrico alto porque también puede causar un efecto contradictorio", añade.

"Hay que tener en cuenta que un alimento no puede hacer la labor de todos. La alga espirulina es muy buena y de hecho sirve de sumplemento en algunos pacientes. Sin embargo, pues todo es a base de una alimentación equilibrada de manera general. […] En realidad si nosotros enriquecemos nuestro día con verduras y frutas, la suplementación a veces es un extra bueno pero lo vas a conseguir también a través de tu alimentación. Sugiero que siempre que se quiera consumir algún tipo de suplemento recurran a su médico o su nutriólogo", precisa Pachecho.

Fuente: mundo.sputniknews.com

Más Noticias

Más Noticias