Evan Peters confesó la historia oculta detrás de su premio Emmy

El actor estadounidense se llevó el primer Emmy de su carrera por su trabajo en “Mare of Easttown”.

Evan Peters obtuvo el fin de semana pasado uno de los reconocimientos más esperados de la industria cinematográfica. El actor alcanzó lo más alto en su carrera obteniendo el primer premio Emmy de su carrera, por su papel en “Mare of Easttown”, el drama de HBO Max.

Su interpretación como el detective Colin Zabel es una de las mejores que vimos este año en televisión, y una escena que tuvo que interpretar se convirtió en una pieza clave para lograr llevar su trabajo a la cima.

En el tercer capítulo de “Mare of Easttown”, el detective Zabel divaga sobre una relación amorosa que no funcionó y una ruptura que se dio en la mitad de un desayuno. Pero es la alta carga emotiva y la realidad con la que la lleva a cabo Peters la que hizo que medios como “Esquire” escribieran reseñas del tipo: “La escena de Evan Peters ebrio en ‘Mare of Easttown debería estar colgada en el Louvre”.

Sin embargo, esta escena que lo llevó a consagrarse con un premio Emmy, no fue fácil para Evan Peters. El actor tras ganar el premio, se animó y confesó la historia oculta detrás de su premio. 

Según contó, pensó que había fracasado rotundamente y terminó llorando en los brazos del director Craig Zobel, decidido a renunciar a la serie y a su trabajo como actor.

“La razón por la que Craig y yo estábamos abrazados al terminar la escena es porque yo lloraba desconsoladamente. Pensé que no habíamos conseguido hacerla bien. Yo le decía: ‘no lo logramos, no la puedo hacer, soy terrible. Ya no puedo hacer esto más (actuar)’”, relató Evans en su podcast para “Vanity Fair”. “Lo irónico es que a la gente le gustó mucho esa escena”, relató. 

Más Noticias

Más Noticias