Cómo la marca de lencería de Rihanna se convirtió en una de las empresas más exitosas

Cómo la marca de lencería de Rihanna se convirtió en una de las empresas más exitosas

La revista Time incluyó la marca de lencería Savage X Fenty de la cantante estadounidense Rihanna en la lista de las cien empresas más influyentes del 2021. ¿Cómo logró la artista levantar un imperio tan grande en cuestión de años?

Rihanna lanzó Savage X Fenty en 2018, siendo ya una empresaria con experiencia con Fenty Beauty, su marca de cosméticos, y Fenty, la de ropa. No obstante, la última fue descontinuada en febrero de 2021. Pero otras creaciones de la cantante de origen barbadense siguen adelante, generan cada año más beneficios y ganan seguidores por todo el mundo.

La lencería de Savage X Fenty era más que simplemente bonita, sensual y atrevida. La artista se centró en ser inclusiva. Algo que, por ejemplo, la famosa Victoria's Secret no tenía, además de negar que existiesen mujeres con sobrepeso y transgénero.

No obstante, la creadora de Savage X Fenty decidió no solo abrazar la inclusividad, sino también expandirla. Rihanna afirma que su lencería respetaba no solo los senos, sino también ayudaba a la autoestima de las mujeres. Durante los tres años de existencia de la marca, las colecciones estuvieron representadas no solo por modelos de talla grande y personas transgénero, sino también por mujeres de diferentes etnias, embarazadas, con prótesis, cáncer de mama y enanismo.

"Las mujeres deben usar ropa interior para ellas mismas", señaló Rihanna en una entrevista con American Vogue al comienzo del proyecto. "Solo puedo ayudarles a hacerse fuertes y ganar confianza mostrando la ropa interior con una luz diferente. No tienes que ceñirte a un estilo, tienes que divertirte", agregó.

A pesar de todo el éxito del debut de Savage X Fenty, Rihanna fue acusada de falta de inclusión: para algunas mujeres su lencería era demasiado grande; para otras, demasiado pequeña.

La marca también fue criticada por el sistema de suscripción. Por 49,95 dólares al mes Savage X Fenty ofrece una membresía del Club VIP con acceso preferente a nuevas colecciones, ediciones limitadas y envío gratis. El servicio es difícil de rechazar porque la marca utiliza "tácticas de persuasión y distracción" al tratar de suspender la suscripción.

Camino al éxito

No obstante, parece que estos factores no le importaba a la mayoría de sus clientes, y las ventas de la lencería de Rihanna se duplicaban cada mes de febrero a agosto de 2020. Uno de los factores fue la cuarentena establecida por la pandemia. La gente comenzó a comprar más ropa interior y para el hogar. La cantante también aumentaba cada vez más la lealtad de los clientes.

Así, el 2 de junio de 2020 Rihanna llamó la atención sobre el movimiento Black Lives Matter, no solo publicando un cuadrado negro en su perfil de Instagram, sino también cerrando tres de sus negocios por un día. Un par de meses después, Rihanna quiso poner sobre la mesa otros problemas: el bajo nivel de conciencia pública sobre el cáncer de mama y las dificultades a las que se enfrentan las mujeres negras para recibir atención médica.

Las ganancias de la colección a menudo se donaban a las fundaciones de caridad. Una de ellas es la Fundación Clara Lionel, creada por la propia Rihanna para invertir en educación innovadora. Además, en primavera de 2020 la cantante donó cinco millones de dólares para combatir el coronavirus.

Otro factor que favoreció la popularidad de Savage X Fenty fue su colaboración con los influencers. Entre las embajadoras de la marca se encuentran la bailarina e intérprete jamaicana Shenseea (3,9 millones de seguidores), la cantante estadounidense de origen cubano Christina Milian (6,5 millones de seguidores) y la rapera Megan Tee Stallion (22,5 millones de seguidores).

Sin embargo, la popularidad de Savage X Fenty llegó gracias al espectáculo para celebrar que la marca empezaba a vender en Amazon. En él participaron Demi Moore, Paris Hilton, Lizzo, Rosalia, Irina Sheyk, Bad Bunny y Travis Scott. El interés en la marca aumentó un 101% en las 24 horas posteriores al show, según un informe anual de Lyst, que analiza las consultas de búsqueda de los usuarios.

Parece que la, en su momento, princesa del pop, decidió dedicarse por completo a su imperio Fenty. Y es que ya no aparece en las alfombras rojas ni deleita a sus fans con un nuevo hit. En el 2018, Rihanna fue incluida en la lista de Time de las 100 personas más influyentes, y, en el 2021, fue definida como una de las empresarias más influyentes.

En el 2019, Forbes estimó los ingresos de Fenty Beauty en 570 millones de dólares. Savage X Fenty actualmente tiene un valor de 1.000 millones de dólares.

Todos esos esfuerzos suman una fortuna de 600 millones de dólares, lo que convirtió a la cantante en la artista femenina más rica del mundo en el 2019, por delante de Madonna (570 millones de dólares), Céline Dion (450 millones de dólares) y Beyoncé (400 millones de dólares). Rihanna conserva este título en el 2021.

Fuente: mundo.sputniknews.com

Más Noticias

Más Noticias