Becky G totalmente irreconocible antes de ser famosa

Antes tenía los dientes más separados, menos labios y llevaba gafas.

La cantante Becky G saltó a la fama con 14 años y ahora, con diez años más, su aspecto ha cambiado notablemente.

La joven Rebecca Marie Gómez subía covers de canciones muy conocidas a esta plataforma y allí fue donde la descubrió el conocido productor Dr. Luke, que ya había trabajado con estrellas del pop como Britney Spears o Miley Cyrus.

Por aquel entonces, Becky era solo una adolescente que soñaba con triunfar en el mundo de la música y que solía subir vídeos a YouTube usando gafas, normalmente negras y de pasta, sin maquillaje y con su característica melena negra azabache.

Ahora, diez años después, la cantante es toda una estrella en Estados Unidos y también en América Latina y España, lugares en los que ha triunfado desde que el 14 de julio de 2017 sacase su cuarto sencillo en español (idioma que aprendió gracias a sus abuelos mexicanos emigrados a Estados Unidos), 'Mayores', junto a Bad Bunny, un sencillo con el que arrasó en las listas de éxito y que recientemente ha alcanzado los 2.000 millones de reproducciones en YouTube (Becky le contó a Divinity que la canción nació "como una broma"). Un año después, sacó 'Sin Pijama' y se consolidó como una de las artistas latinas más importantes del panorama musical.

En las redes sociales se rumorea que Becky no solo habría usado alienadores para juntar sus dientes, sino que también se habría inyectado botox o ácido hialurónico para hacer sus labios más grandes o que se habría retocado la nariz. La cantante, que suele subir muchas fotos a Instagram con distintos looks (y muchas acompañada por su novio Sebastián Lleget), nunca ha hablado públicamente acerca de estos supuestos retoques.

Más Noticias

Más Noticias