Zendaya confesó lo que trata en terapia tras la fama

La actriz más codiciada de Hollywood se confesó sin filtros en una entrevista con la revista Vogue. 

Ella se convirtió en una de las actrices más codiciadas de Hollywood, luego de haber dejado atrás su costado de chica Disney, tras protagonizar "Shake it Up".

Zendaya no solo quedó expuesta en el centro de todas las miradas tras su papel de Mery Jane en la nueva saga de Spider Man de Marvel, sino incluso logró consagrarse como la actriz más joven con un Emmy por su papel en Euphoria. 

En medio del furor que todos tienen por ella, Zendaya protagonizó la tapa de la revista Vogue, dónde brindó una entrevista en la que se confesó sobre varios tópicos de su vida y su carrera. 

La tapa de Vogue que protagonizó Zendaya

La actriz que ha cobrado protagonismo por estar al frente de varias causas sociales, abrió su corazón y reconoció que ella también trabaja de forma interna para lograr estabilidad emocional a través de sesiones de terapia. "Si alguien puede poseer los medios económicos para ir a terapia, le recomendaría que lo hiciera. Creo que es algo maravilloso", explicó Zendaya.

"No hay nada de malo en trabajar en ti mismo y lidiar con esas cosas con alguien que pueda ayudarte, alguien que pueda hablar contigo, que no sea tu mamá o lo que sea. Que no tiene prejuicios", ha añadido la estrella de cine a la revista. 

Incluso, si bien reconoció que trata en terapia varias de las situaciones que tuvo que atravesar, también se animó a confesar que sufre de mucho estrés por su situación financiera. Aunque muchos creerían que el tener al alcance millones por su carrera de Hollywood podría relajarla, Zendaya reconoció que para anda es así.

La publicación de la revista Vogue incluso contó que la primera vez que Zendaya tomó vacaciones fue cuando tenía 23 años y puso rumbo a Grecia. En aquel momento, le pidió a su asistente Darnell Appling que cogiera su tarjeta de crédito y que pagara todo, pero que no le dijera a ella el precio de las cosas "para que no se estrese" y es que "le cuesta gasta dinero en sí misma".

"Siempre digo: 'Siempre tendré que trabajar'. Porque si no trabajo, mañana todo puede desaparecer. Mi madre es ahorradora, así que trato de tener eso en cuenta. Pero mi padre dice: 'Sabes, no puedes gastarlo cuando estás muerto'. Estoy en un punto intermedio", ha comentado la actriz.

Más Noticias

Más Noticias