Britney Spears

Las noches más locas que llevaron a Britney Spears a tatuarse "simbolismos"

La princesa del pop, Britney Spears, se ha mantenido alejada de los tatuajes hoy día. Sin embargo, ya su cuerpo lleva varias simbologías que surgieron en momentos inesparedos y las imágenes lo demuestran

De lo prohibido a lo mundano. Esta es la historia que encierran los tatuajes de la princesa del pop, Britney Spears, noches "locas"

Britney Spears tuvo su primer tatuaje a los 18 años. En ese momento, se dibujó un hada en la parte baja de la espalda, como un inocente símbolo de su creencia en la magia.

Su segundo tatuaje fue un presagio de sus futuros errores. Britney mandó a tatuarse el símbolo chino de "misterio" y terminó con el símbolo de "lo extraño". Años luego, la cantante descubrió esto y se tatuó una flor encima para cubrirlo.

La princesa del pop no perdió tiempo para tatuarse el vientre. Foto: Instagram

En el 2003, Britney, se tatuó una flores en su pie derecho junto a una mariposa negra. Este fue el año de mayor fama de la cantante y representaba la transición definitiva de niña a mujer, y aquí fue donde presuntamente comenzó a filtrarse fotos de ella durante algunas noches en la que se le veía con un look "rebelde", y aprovechaba ese espíritu para tatuarse. 

Durante su relación con Kevin Federline, se tatuó un par de dados con el número 7 la muñeca izquierda. Siendo éste el dígito de su suerte.

Como parte de su conversión al Kabbalah, Britney se tatuó una palabra hebrea sanadora en su nuca. Esto era en 2004 y a la diva aún le faltaban escándalos que afrontar.

Por más que tratara de ocultarse siempre era captada en sus escapadas. Foto: Instagram

En 2007 la artista sufrió su mundialmente infame colapso mental. Ese día, en el cual se rapó el cabello también se tatuó un beso rosado y una cruz, en su abdomen.

Desde entonces, Britney se ha mantenido alejada de las agujas. Aunque con un nuevo amor en puertas, quien quita y descubramos una nueva marca de amor.

Más Noticias

Más Noticias