Irene Rosales Irene Rosales

¡Desesperada! Irene Rosales está preocupada por una de sus hijas: "Llora muchísimo"

La influencer y mujer de Kiko Rivera, confesó públicamente que su hija Ana, de cinco años, padece de una gran dolencia. 

Irene Rosales no aguantó más y confesó la gran preocupación que tiene por Ana, su primogénita de cinco años. A través de la sección de Instagram Stories, la esposa de Kiko Rivera le contó a sus 545 mil seguidores en la plataforma que la pequeña, en algunas ocasiones, se va en llanto gracias a un terrible dolor en los pies. 

Ayer fue una de esas veces ya que Rosales subió un vídeo en el que aparece masajeándole los pies a la nena para así poder aliviarle tal dolor que le dificulta el descanso. “Mi hija Ana tiene épocas en las que llora muchísimo por las noches porque le duelen los pies. ¿Alguna mami/papi que le pase lo mismo a su hijx?”, fue el mensaje que escribió sobre el clip y que, de inmediato, lleno de inquietud a algunos. 


No obstante y como era de esperarse, el llamado de auxilio fue recibido y respondido. En cuestión de horas, cientos de usuarios le explicaron a Irene que el dolor podría deberse al simple hecho de que está en una etapa de crecimiento y esto, según manifestó, fue corroborado por un médico pediatra al que asistieron. 

La modelo fue capturada por los paparazzis cuando llegaba a su lujosa residencia y fue durante ese encuentro que explicó que no había nada de qué preocuparse. “Por lo visto es del crecimiento y le da por etapas. Ayer lo puse por si había una mami que me pudiera ayudar y me ayudaron muchas. Eso es lo bueno de las redes sociales, además, le preguntamos al pediatra y genial” expresó. 

Por otro lado, Rosales fue cuestionada acerca de su matrimonio con Kiko Rivera a lo que ella, rápidamente, contestó que todo estaba súper bien. Estas declaraciones podrían ponerse en tela de juicio debido a que, a días de haber celebrado su cuarto aniversario de casados, salieron a la luz unos supuestos mensajes subidos de tono entre el hijo de Isabel Pantoja y su expareja, Techi, que no la tendrían muy contenta. 


 

Más Noticias

Más Noticias