Anabel Pantoja

Anabel Pantoja volvió a estallar en “Sálvame”

“¡Las voy a demandar!”.

Anabel Pantoja lleva semanas amenazando con que abandonará el plató de “Sálvame”, es más, su discurso para formar parte de una sección del programa. La última vez, cuando la mayoría de sus compañeros la criticaron al llamarla: “vaga”, “irresponsable”, y “desagradecida”, un ataque de nervios encerró a la tertuliana ocasionando que a su salida de Telecinco se dirigiera a una farmacia para adquirir unos tranquilizantes ya que tal como indicó “le dolía mucho la cabeza”.

En esa ocasión, el conflicto lo comenzó Kiko Matamoros, su peor enemigo, y contó con el apoyo de sus compañeros. Al respecto, la prima de Isa Pantoja expresó que el programa no valía la pena, que ella estaba allí por ser “Anabel Pantoja” y no la sobrina o prima dé, y que de seguir así, se iría a las Islas Canarias, donde la espera su futuro esposo, el windsurfista Omar Sánchez, para vivir una vida tranquila y lejos de los escándalos.

Kiko Matamoros y Anabel Pantoja, en plena discusión en "Sálvame".

Pero lastimosamente la situación no ha parado, y ya perdimos la cuenta de las veces que la sobrina de Isabel Pantoja intimida con su supuesta salida del programa, como lo hizo otra vez hace pocas horas, cuando “Las Mellis” le dijeron algo que la hizo molestar.

¿Qué ocurrió? Al parecer, Raquel y Bibiana Rodríguez, que saltaron a la fama gracias a su amistad con la tonadillera, la culparon en directo de ser siempre el problema de las adicciones de su primo Kiko Rivera, y no hacer nada para ayudarlo a salir.

“Yo no me he escondido nunca detrás de una carriola en una parada del Camino, en 2003, que te escapaste con tu primo, lo que tu hicieras detrás no me importa, pero tú eras conocedora de todo”, le dijeron las Mellis, acusando a Anabel de abandonar al DJ en el peor momento de su vida.

Las Mellis en el plató de "Sálvame" acusando a Anabel Pantoja de no haber ayudado a su primo, Kiko Rivera.

Pero lejos de dejarlo así, la futura esposa del deportista acuático duplicó la pelea, al tratarlas de oportunistas en un momento tan complicado para toda la familia Pantoja, ya que Kiko y su madre están a punto de perder su relación para siempre debido a la herencia de Paquirri.

“Decir eso en el contexto en el que estamos hablando es muy sucio, es muy sucio lo que habéis hecho ¡Mamarrachas!”, les respondió la tertuliana, visiblemente nerviosa y angustiada por el continuo estrés que sufre en la televisión. Asimismo, agregó que ella no tiene nada que ver con el mal momento que vivió su primo y que la dejen en paz con eso y con todos los problemas del Clan Pantoja que no le conciernen.

Anabel Pantoja se defiende de las críticas, pero está muy dolida por toda la situación.

Sin embargo, su exasperación era tan fuerte que hasta su propia amiga Belén Esteban intentó calmarla, pero no tuvo éxito. “¡Las voy a demandar!”, le gritó Anabel a las amigas de su tía, que según ella, solo han tenido fama a costas de la artista.

Más Noticias

Más Noticias