Anabel Pantoja

Anabel Pantoja regresó al plató de 'Sálvame' más decisiva que nunca: "No voy a perder mi familia por hablar"

Luego de varios meses trabajando desde su amada Canarias, la polémica colaboradora regresó a Madrid para ocupar su puesto en las instalaciones de Mediaset. 

Anabel Pantoja, finalmente, regresó al plató de 'Sálvame' tras una larga ausencia de tres meses que en un principio se dio por la fractura de peroné que tuvo mientras practicaba surf y luego por la ansiedad y el estrés que le ocasionó el polémico enfrentamiento entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, es decir, su adorada tía y su primo, quien hizo pública su molestia en diversas ocasiones. 

La sevillana de 34 años si bien se mostró contentísima por estar de vuelta a su sitio de trabajo, también se mostró más decidida que nunca en lo que respecta a la problemática de su familia. Y es que, en diversas ocasiones, cuando estaba bajo la modalidad remota, llegó a enojarse un montón con sus compañeros por todo lo que decían acerca de La Tonadillera, llegando al punto de hasta cortar la videollamada y hacerles gestos que, sin duda alguna, fueron tildados de groseros. 


Este jueves, 7 de enero, Anabel llegó con las energías más que recargadas al plató y rápidamente dejó saber que no va a hablar más de la cuenta para complacer al público y a los demás colaboradores: "Entiendo que esto es un programa espectáculo, hay que dar un paso, una opinión, yo la voy a dar pero hasta donde yo quiera porque es la libertad que me han dado mis directores". 

Luego, sin tapujo alguno, aclaró: "Si me dicen hasta donde tengo que llegar, a lo mejor no estaré en el programa, pero me han dado libertad y no voy a perder a mi familia, como la tenga, por hablar en este programa más de la cuenta", probando así que no está dispuesta a ocasionar otro conflicto familiar con sus palabras ya que sus parientes son lo más importante en su vida. 

Anabel Pantoja también aseguró que se mantiene en contacto con el círculo de su tía, especialmente después de que fuese hospitalizada por problemas intestinales. Según reveló, las personas de Cantora se comunicaron con ella para saber cómo se encontraba, lo que le pareció súper bonito de su parte. 


A pesar de que la también empresaria no ha querido posicionarse con Kiko o Isabel, es evidente que tiene marcada preferencia por la intérprete de 63 años. Cada vez que se toca el tema, sale como una fiera a defenderla sin importar el qué dirán y hasta se ha quebrado por completo al ver todo lo que está sucediendo.

En noviembre, cuando el enfrentamiento estaba en boca de todos, desveló que no fue capaz de ver Cantora: La herencia envenenada porque le dolió muchísimo todo lo que estaba diciendo Kiko sobre la tonadillera y también los ex empleados de la finca. "Mi tía está peor que cuando entró en la cárcel, esto es lo que ha pasado en la familia en mi vida", aseguró en ese momento para finalmente sentenciar que no había nada peor que no contar con el apoyo de sus hijos y no poder ver a sus nietos. 

Sin embargo, estas últimas palabras parecen no ser ciertas puesto que La reina de la copla es quien no ha querido compartir con Albertito, Ana y Carlota, los hijos de Isa Pantoja y Kiko Rivera, a pesar de los esfuerzos de estos porque la relación entre abuela y nietos no se rompa. De hecho, esta misma tarde Chabelita rompió en llanto al asegurar que su hijo ya está notando su ausencia y la echa de menos. "¿Qué culpa tienen los niños?", se preguntaba. 

Más Noticias

Más Noticias