Sigue estos 3 consejos para renovar tu armario

Sigue estos 3 consejos para renovar tu armario

Depurar, sería la palabra correcta para describir algo que es necesario, en especial en personas que suelen acumular y guardar excesos de prensas y accesorios con la excusa de poder usarlos después o por simple apego a lo material. Al limpiar el clóset existe una pregunta clave: ¿Lo has usado en el último año? La respuesta definirá qué hacer con la ropa o accesorios que realmente se usan y cuáles deben ir fuera o a un centro de donación, por ejemplo.

Llega otro año y con él los mismos atuendos colgados en el clóset. Muchas de las prensas en desuso y incluso gastadas por el paso del tiempo Indudablemente la renovación del armario es una de las costumbres que más se acostumbra postergar.

Depurar, sería la palabra correcta para describir algo que es necesario, en especial en personas que suelen acumular y guardar excesos de prensas y accesorios con la excusa de poder usarlos después o por simple apego a lo material.

Al limpiar el clóset existe una pregunta clave: ¿Lo has usado en el último año? La respuesta definirá qué hacer con la ropa o accesorios que realmente se usan y cuáles deben ir fuera o a un centro de donación, por ejemplo.

Lo que no se ha usado en el último año, es muy probable que no se vuelva a usar más. Tampoco te excuses en aquello de guardar “para una ocasión especial”, ya que son muy altas las posibilidades de que ese evento o fecha esperada termines usando otro atuendo, así que la sinceridad será clave en esta paso para lograr un nuevo clóset.

1. Mantener el orden en esencial en el armario

Realiza una limpieza general al menos dos veces al año como mínimo o al menos una vez cada tres meses. Esta limpieza puede ser rápida seleccionando las prendas que no uses desde hace algún tiempo o que simplemente ya no te sirvan.

Ser consciente de lo que se tiene. Por eso se recomienda sacar todo lo que esté en el clóset, ponerlo en la cama o en el piso, y a partir de ahí seleccionar cuáles son realmente las vestimentas que se conservarán y de cuáles prescindir.

Esta limpieza puede ser rápida seleccionando las prendas que no uses. Foto Freepick

2. Reorganizar de un modo funcional

Una vez se decida cuáles son las prendas que se quedarán, es importante volver a guardar en el armario pero de una forma que sea mucho más fácil y organizada. También se debe procurar que esté todo a la vista.

Por lo general, la ropa o accesorios tapados, cubiertos o tapados con cajas y otros objetos, tienden a quedar en el olvido y, por ende, en desuso. Incluso puede que te gusten pero por no verlas con facilidad, terminas usando lo que está a la vista.

Hay muchas formas en las que se pueden organizar las prensas. Por ejemplo, por colores, una forma quizás de combinar mejor los atuendos. También se pueden clasificar por tipo de prendas. La organización o el método se puede ir variando, por ejemplo, para cada temporada.

Un armario minimalista será posible si se abren las puertas, y se logra tener todo lo la vista. De esta manera, poder usarlo todo lo que se guarde en el él, recomienda los expertos.

Un armario minimalista será posible si se abren las puertas, y se logra tener todo lo la vista. Foto Freepick

3. Conocer el estilo es muy importante

A veces es tarea difícil porque este va cambiando y evolucionando con el tiempo. Al ordenar el armario se recomienda prestar atención a las prendas que más gustan o quizás aquellas que no tanto pero que se guardan “para una ocasión especial”.

Texturas, colores, estampados, silueta. Todo esto se debe tener en cuenta al momento de elegir las prendas favoritas, lo que gusta y lo que hace sentir bien. Un ejercicio que también ayuda al momento de definir el estilo es observar detenidamente las prendas donadas o que de las cuales te deshaces, analizarlas e identificar por qué ya no gustan.

Fuente: Metroworldnews

Al ordenar el armario se recomienda prestar atención a las prendas. Foto Freepick

Más Noticias

Más Noticias